Niebla, hasta que dejemos de soñarnos. Lo solo que estamos todos