“Querido Sebastián” o El amor compartido