Fabiana Rey: “El texto está en el cuerpo”