Las grandes ciudades bajo la luna, o la muerte como el más común de los lugares