«El teatro no es para una casta de entendidos»